No obstante entonces las camaras enloquecieron, los camarografos corrian, los cronistas se quedaban desprovisto aliento

No obstante entonces las camaras enloquecieron, los camarografos corrian, los cronistas se quedaban desprovisto aliento —Se llamaba Nacho —susurre. Y no ha transpirado sobre rapido ahi estaba, en monitor, Nora, un primer aspecto de su desconsuelo y sus gritos. Desplazandolo hacia el pelo nunca era la madre del chico desaseado. Era una femina totalmente diferente.… Continue reading No obstante entonces las camaras enloquecieron, los camarografos corrian, los cronistas se quedaban desprovisto aliento